-9 C
Coyhaique

Asociación de Padres y Estudiantes de Aysén manifestó su rotundo rechazo al retorno a clases presenciales mientras las condiciones sanitarias no sean las adecuadas en la región

Lo más leido

La Asociación de Padres y Estudiantes de la región de Aysén y dirigentes de diferentes
organizaciones comunales de Coyhaique manifestaron su gran preocupación respecto del
anuncio del Gobierno, particularmente del Ministerio de Salud, donde se señala que a las
comunas en fase 4 de desconfinamiento gradual en medio de la pandemia por Covid-19, como
la Región de Aysén “se les permite el funcionamiento de establecimientos de educación
parvularia, básica y media, previa autorización de reanudación de clases presenciales de la
Secretaría Regional Ministerial de Educación correspondiente, debiendo cumplirse con la
normativa, instrucciones y protocolos emitidos por el Ministerio de Salud, con el objeto de
asegurar las condiciones sanitarias de los establecimientos educacionales”.
En ese sentido, la presidenta de la Asociación de Padres y Estudiantes, Lorena Bravo, ha
encabezado diversas reuniones con autoridades elegidas mediante el voto popular para
consolidar el mensaje claro de no permitir el regreso a clases presenciales porque en la región
no se cuenta con las condiciones sanitarias para dicha “nueva normalidad” que pretende
instalar el Gobierno colocando en la primera línea a los niños y niñas con el retorno teniendo
en cuenta que el aumento de casos positivos por coronavirus continúa y estamos en fase de
contagio comunitario, por ende, sería fatal que niños o integrantes de la comunidad educativa
se llegaran a contagiar asistiendo a clases, situación de la cual el Gobierno no se quiere hacer
responsable dejando como “voluntaria” la opción de sostenedores y padres de familia de
enviar a los estudiantes a retomar estudios cuando faltan menos de 5 meses para el término
del año escolar, donde por otro lado está el punto de que si bien contamos con un cordón
sanitario, este no está siendo efectivo en su totalidad más aún si no existe cantidad de
fiscalizadores en el área de la Salud que permitan reforzar el control y cumplimiento de las
cuarentenas obligatorias.
Como se recuerda, la primera alarma surgió desde que la escuela rural de Puerto Sánchez se
convirtió en el primer establecimiento de Chile continental en retornar a clases, y desde ese
episodio ya se avizoraba que este plan escalaría hasta el nivel que observamos actualmente,
siendo conocido ya por ejemplo, el caso del colegio El Camino, desde donde se señala que
aproximadamente 96 niños desde párvulos, asistirían a clases presenciales, ante lo cual la
Asociación de PyE señala su rotundo rechazo, el que es respaldado abiertamente por la
senadora Ximena Órdenes, el diputado René Alinco y el consejero regional Gustavo Villarroel,
quienes han asistido a las convocatorias virtuales de la organización. Caso en el que además,
desde la dirección se dejó entrever casos de vulneración de derechos de niños en el hogar, lo
que sin duda es algo grave y debe ser atendido por las entidades correspondientes, pero no
puede sostenerse como una razón clara para abrir las aulas en tiempos donde la vida humana
corre peligro ante este virus que por el momento no tiene cura.
Respecto de la situación del colegio El Camino, la presidenta del centro general de padres,
Edith Alarcón, expresó que existe temor de muchas familias por los contagios que podrían
suceder, siendo que la población estudiantil del plantel supera los 750 niños, “¿quién nos
garantiza al 100 % de que ellos van a estar bien? Nadie nos va a garantizar eso, en Alemania
abrieron un colegio y quedó la embarrada, quién dice que aquí no puede pasar eso, entonces
el tema es que queremos que los niños sigan estudiando en las casas, seguros, y así también

las familias están seguras, y puedan seguir con sus clases online y con guías”, señaló la
dirigente.
En esa línea, la senadora Ximena Órdenes se expresó respecto a la incertidumbre que se
genera en el sentido de que se está hablando de un retorno voluntario, eximiéndose la
autoridad de poder posteriormente ser responsable de si ocurre alguna situación de contagio
en los establecimientos educacionales “no sigamos endosándole la responsabilidad a la
vulnerabilidad, a que el director dice esto, que parece que los apoderados están de acuerdos,
entonces la autoridad con los antecedentes sanitarios que hay, qué es lo que está pensando
para la región de Aysén”, enfatizó la parlamentaria.
Por su parte, el consejero regional Gustavo Villarroel manifestó su preocupación respecto de
por qué los niños deben estar primero en un sistema experimental de “nueva normalidad”,
“este programa Paso a Paso que nos lleva de forma gradual a una nueva normalidad, yo tiendo
a analizar y veo que todavía hay una serie de estamentos de la sociedad civil que deben
empezar mucho antes que los niños, la preocupación es por qué estamos poniendo a los niños
dentro de los primeros grupos que van a iniciar este paso a paso”, remarcó el CORE por la
provincia de Coyhaique.
Así también el diputado René Alinco enfatizó en que la realidad que vive la región de Aysén no
es la óptima para el retorno a clases, por más que figuremos a nivel nacional como una de las
regiones con menos casos positivos, “la verdad es que he hablado con varias personas, todos
quieren volver a clases, pero las condiciones no están, los niños quieren volver a clases, los
papás quisieran enviar a clases a sus hijos pero esa es la realidad, las condiciones no están y
aún no hay una vacuna para este tema, y la verdad es que tampoco hay una solución de otro
tipo, las cuarentenas y cordones sanitarios lamentablemente no han dado resultados en el
mundo”, dijo, reafirmando su opinión respecto de que el cordón sanitario no es efectivo en
Aysén.
Por su parte, el profesor Héctor Caballero, integrante de la Asociación también visibilizó un
tema recurrente en la educación municipal desde la vereda de los docentes y la posibilidad de
retornar a clases, lo que hasta el momento por parte del municipio coyhaiquino, ha sido
descartado, “para muchos colegios municipales es mucho más complejo porque existen
muchos profesores con enfermedades de base, entonces no pueden volver y eso significa para
los sostenedores municipales, reemplazar y contratar nuevos profesores y no hay recursos
para eso”, expresó el docente, quien entregó una nueva mirada a la problemática en cuestión,
agregando además que la infraestructura de los establecimientos públicos no son los más
óptimos, menos en tiempos de pandemia.
Finalmente, la Asociación de Padres y Estudiantes de la región de Aysén señaló que seguirán
sosteniendo conversaciones ojalá con el nivel central para poder elevar al ministro de
Educación, la real percepción de los grupos directamente afectados con el retorno a clases.

Últimas noticias