4 C
Coyhaique

Estudiantes y docentes participan en el segundo taller del Programa de Investigación e Innovación Escolar 2020.

Lo más leido

El 23 y 24 de septiembre se realizó el segundo taller virtual del Programa IIE 2020, iniciativa
impulsada por el Proyecto Explora Aysén del Ministerio de Ciencia, ejecutado en la región por
profesionales del Campus Patagonia de la Universidad Austral de Chile. El encuentro fue impartido
en dos jornadas, una para enseñanza básica y otra para enseñanza media.
Con libreta en mano, una percha de ropa y mucha curiosidad los equipos de investigación escolar
del Programa IIE 2020 se presentaron en el segundo taller propuesto para la ruta de aprendizaje
de la iniciativa. El encuentro dirigido por Paula Marín, Encargada del Programa de Investigación e
Innovación Escolar del Proyecto Explora Aysén, contó con la relatoría de Wara Marcelo, magíster
en Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Chile, quien, a través de actividades prácticas,
hizo énfasis en una etapa clave dentro del proceso investigativo: la correcta formulación de una
pregunta de investigación.
La primera parte del taller consistió en identificar la inquietud que motivó a cada equipo para
escoger su tema de investigación ¿Qué cantidad de basura se genera en nuestra casa durante la
pandemia?, ¿Cómo cultivar plantas con luz artificial?, ¿Cómo han cambiado los hábitos
alimenticios durante la pandemia?, ¿Qué diversidad de microorganismos encontramos en el
hogar?, fueron algunas de las interrogantes presentadas durante el encuentro que darán origen a
los futuros proyectos de investigación.
Investigando en la casa
Cada estudiante y profesor/a seleccionó un espacio dentro de la casa o en el jardín, perimetrado
por una percha de ropa. La idea fue observar con detalle lo que quedó dentro de ese espacio y
generar una pregunta que surja a raíz de una inquietud “¿Qué tipo de bacterias hay en este
lugar?”, “¿Los hongos crecerán por la humedad o por otros motivos?”, “¿Cómo los escarabajos no
se vuelan con tanto viento?”, fueron algunas de las preguntas que surgieron al aplicar la
observación minuciosa y al echar volar la curiosidad.
No todas las preguntas conducen a una investigación
“Plantear una pregunta de investigación es todo un reto, a veces requiere eliminar ciertos
preconceptos, y es importante hacerlas de manera espontánea, por curiosidad y de forma sencilla.
Establecer una pregunta es importante debido a que es el inicio y el eje de la investigación y tener
una buena pregunta facilita mucho el resto del proceso investigativo: será mucho más fácil
responderla, llegar a resultados y hallazgos concretos y eso, a su vez, nos conduce a tener
conclusiones y reflexiones más fructíferas.” explica Wara Marcelo, desde su experiencia como
Facilitadora de Metodología EEPE.
La relatora compartió con los equipos los pasos y las pautas que deben seguir para formular
correctamente una pregunta de investigación. Dependiendo de la forma en que se planteen, las
preguntas permiten obtener datos o conceptos, indagar causas explicativas o realizar una
medición o investigación. Para definir bien la pregunta que posteriormente se convertirá en la
hipótesis del proyecto. En esta línea se explicó a las y los estudiantes la “receta de las cinco

pautas”, que se refiere a cinco características que se deben considerar a la hora de plantear una
pregunta de investigación: que se pueda contestar en un tiempo y un espacio razonables, que sea
comparativa, atractiva, sencilla y coherente.
En el próximo taller se aplicará lo aprendido a las propias investigaciones, para comenzar a dar
forma a cada uno de los proyectos y definir las preguntas de investigación.

Últimas noticias