4 C
Coyhaique

La Cámara de La Junta apuesta por el turismo intraregional para impulsar la actividad económica local

Lo más leido

La localidad de La Junta, en la comuna de Cisnes, es mucho más que la puerta norte de la región de Aysén. Por sus bellos entornos y ubicación estratégica en la Carretera Austral, perfectamente puede ser considerado como un punto estratégico para conocer lugares únicos.

A algunos kilómetros de La Junta, se encuentran las localidades de Puerto Puyuhuapi y Raul Marín Balmaceda, dos lugares que representan los contrastes paisajísticos de la región de Aysén.

“Es un punto muy importante de la zona norte de la región de Aysén. Uno puede visitar, tan solo en una hora y media, Raul Marín Balmaceda, que queda en la costa; pueden ir a Lago Verde, hacia la cordillera; pueden hacia el sur visitar Puyuhuapi y el Ventisquero Colgante. La Junta es un punto estratégico para visitar, para quedarse varios días y salir a visitar otros lugares, además tenemos muchos restaurantes y alojamientos” explica Marcelo Arros, de la Cámara de Turismo y Comercio de dicha localidad.

El turismo ha sido uno de los sectores más fuertemente golpeados por las restricciones impuestas por la pandemia, tal como cuenta Odette Neghme, presidenta de la misma agrupación, aclarando que “desde marzo del 2020 muchos establecimientos estuvieron cerrados y por consiguiente ha sido un problema grave para la mayoría de los empresarios de la localidad”.

Desde la industria gastronómica Aaron Manquenahuel refuerza la idea, explicando que “el turismo extranjero es fuerte en la región y el cierre de la frontera les afectó bastante”, así como las restricciones respecto a la circulación nocturna fruto del toque de queda, impidiendo que los comercios que ofrecen bebidas alcohólicas vean restringido el movimiento en sus locales.

En medio de este panorama que podría resultar desalentador, los empresarios vinculados al turismo advierten que desde noviembre la actividad ha comenzado a repuntar lentamente, ya que en el norte de la región los bajos índices de contagios han permitido que, tomando todas las medidas sanitarias, se puedan desarrollar diversas actividades, incluso con excelentes resultados.

“Nos encontramos como Comuna de Cisnes en fase 4, lo que ha sido muy bueno para mantener esta “burbuja sanitaria” y poder seguir trabajando de manera prácticamente normal, tomando todas las medidas sanitarias necesarias para atender a los visitantes regionales y nacionales” explicó Marcelo Arros de la Cámara de Turismo de La Junta.

El gremio espera que el clima acompañe para poder seguir ofreciendo los servicios de alojamiento, restaurantes y tours que incluyen visitas al Queulat, Lago Rosselot, Río Palena, Raul Marín Balmaceda, la Ruta de los Valles y el parque urbano Las Bardas, entre otras actividades.

Desde la entrada norte de la región se mira con optimismo la ventana de buen clima que todavía acompaña a la zona, y los empresarios invitan a los viajeros regionales a visitar la localidad, recordando que se siguen al pie de la letra las indicaciones de la autoridad sanitaria, aunque recalcan: “todavía estamos en pandemia, el uso de la mascarilla, alcohol gel y toma de temperatura son fundamentales para que el cliente se sienta más seguro de venir a visitarnos”.

Según palabras de la presidenta de la Cámara de Turismo y Comercio de La Junta,  refuerza que “tienen todas las medidas de seguridad en los establecimientos y estan trabajando con los protocolos correspondientes”.

Se espera que las condiciones sanitarias que mantiene la región -con ocho de sus 10 comunas sin mayores restricciones de desplazamiento-, permanezcan para que así, quienes puedan lleguen a disfrutar de los atractivos turísticos y gastronómicos de La Junta.

 

Últimas noticias