8 C
Coyhaique

Entregan escrituras definitivas para familias de comité Antonio Ronchi II

Lo más leido

“Lo del campamento quedó atrás”, ese es el sentimiento que se vive en el Comité habitacional Padre Antonio Ronchi II, en el sector alto de Coyhaique.

Son 13 las familias que ven concretado el sueño de la casa propia, que culmina con la entrega de sus escrituras, luego de años realizando trámites e insistiendo, estas familias que habitaban las tomas en Errazuriz y Santiago Bueras, tendrán sus hogares definitivos en la Población Padre Antonio Ronchi II. 

«Uno bien realizado, feliz, contento, porque pasa a ser dueño de su casita. Yo como dirigente luché varios años para llegar a tener nuestra casa propia junto a todos mis vecinos. Me sacrifiqué, y valió porque estoy con mi escritura a mano y con todos mis vecinos», comentó Víctor Hidalgo, presidente del Comité Padre Antonio Ronchi II.

«Un sueño cumplido. Lo del campamento ya quedó atrás, los recuerdos y todo eso, pero, como le digo, para nosotros fue un gran desafío como personas, nos cambió la vida cien por ciento, en todo sentido», agregó la vecina María Zúñiga.

Lo que permite la entrega de las escrituras, es el acceso a otros beneficios que entrega el estado a través de diferentes instituciones públicas, tales como el recambio de calefactores, subsidios de agua y luz, entre otros. 

«Cerca de 11 años para poder llegar a este momento. Aquí hay un esfuerzo enorme del equipo de campamentos, del SERVIU, cierto, de todo el equipo del SERVIU para poder sacar lo antes posible estos proyectos», declaró el SEREMI de Vivienda y Urbanismo Diego Silva.

«La verdad es que hoy día se concreta un sueño de la casa propia, que ya estaba siendo habitada, pero que era fundamental tener los títulos, porque con esto los dueños pueden tener y optar a mayores beneficios. Hoy día pueden adoptar al recambio de calefactores, al subsidio de aislación térmica, a las ampliaciones, y eso le da un pase a la mejora de la calidad de vida de los vecinos y vecinas», añadió el alcalde de Coyhaique Carlos Gatica.

Fueron 11 largos años, que hoy por fin ven sus frutos con este acto simbólico y que da cuenta de la perseverancia e insistencia con la que estas familias lucharon para cumplir su objetivo. 

Últimas noticias