Fiscal Regional de Aysén integra quina para optar al cargo de Fiscal Nacional

El fiscal Regional de Aysén, Carlos Palma Guerra, quedó seleccionado dentro de la quina que será propuesta al Presidente de la República para el cargo de Fiscal Nacional. La información la dio a conocer la ministra vocera del Poder Judicial, luego de escuchadas las exposiciones de los hasta ese entonces 17 postulantes al cargo.

El proceso de selección para reemplazar a Jorge Abbot contempló que, posterior al proceso de entrega de antecedentes, todos los postulantes debían exponer frente al pleno de Ministros de la Corte Suprema, proceso que se desarrolló la tarde del lunes y que culminó con la entrega de los 5 finalistas de este proceso. 

Palma Guerra, quien se desempeña como fiscal regional de Aysén desde hace 5 años, fue el penúltimo en realizar su exposición de 10 minutos frente a los ministros, instancia en la que relevó el trabajo que se ha desarrollado en el Ministerio Público en la región.

Audio: Carlos Palma Guerra, fiscal regional de Aysén y postulante al cargo de Fiscal Nacional 

En la instancia, Palma Guerra relevó las cifras que ha conseguido la región en materia investigativa, posicionando a Aysén como la fiscalía con mejores cifras y resultados a nivel nacional. 

Audio: Carlos Palma Guerra, fiscal regional de Aysén y postulante al cargo de Fiscal Nacional 

Terminadas las exposiciones, la ministra vocera de la Corte Suprema, dio a conocer a los nombres de los cinco postulantes que llegarán al escritorio del Presidente de la República para la elección final. Carlos Palma con 7 votos, quedó designado. 

Audio: Ángela Vivanco, ministra vocera Corte Suprema 

Con ello, ahora la Corte Suprema envía los nombres al Presidente, quien a su vez seleccionará uno de ellos para que sea ratificado o rechazado por el Senado. Según la Constitución Política de la República, si el candidato enviado por el mandatario no cuenta con el respaldo de los senadores, vale decir con dos tercios de los votos de sus integrantes, la Corte deberá incorporar un nuevo nombre a la lista, para que el Presidente vuelva a seleccionar uno de ellos y realizar una nueva votación especial en el Congreso.